jueves, 23 de febrero de 2017

Lo gracioso es que nadie sabe cuando alguien sufre.