domingo, 4 de octubre de 2015

Nos dimos un beso en la mejilla, de esos de querer matar al que inventó los putos modales