martes, 20 de octubre de 2015

No hay mejor medicina que tener pensamientos alegres.