martes, 20 de octubre de 2015

Hay que aprender que para curar una herida hay que dejar de tocarla