viernes, 4 de septiembre de 2015

Quizás sí eras tú, pero no era el momento.