sábado, 29 de agosto de 2015

A veces, en los peores momentos conocemos a las mejores personas.